Archivo de la etiqueta: paz

Líderes religiosos llaman a trascender las fronteras

Un llamado a la tolerancia y a la amistad religiosa. 

Es un gesto simbólico, que trasciende toda frontera, y llama a una expresión simple: amistad. 

Gracias, lo estaba esperando…

El Islam no es lo que “parece”… 

Necesitamos una nueva visión del Islam. Como en cualquier hábito de lo humano, están los que obran justamente, y los que no. La propaganda hace lo suyo. Demoniza su es necesario. Recuerdo cuando la guerra de Vietnam, no había seres más despreciables que los vietnamitas, y los comunistas… uf… Pero ahora sabemos que eso no fue ni es así como lo mostraron. 

Ahora cmpartamos una visión más sencilla y humana (no de película), acerca de esta religión.

Una mente rica en inocencia

La verdad, el verdadero Dios -Dios verdadero, no el Dios que es hechura del hombre- no quiere una mente que ha sido destruida, una mente trivial, superficial, estrecha, limitada. Necesita una mente sana, una mente rica -rica no en conocimientos sino en inocencia-, una mente sobre la cual jamás haya habido una marca dejada por la experiencia, una mente libre del tiempo. Los dioses que ustedes han inventado para confortarse aceptan la tortura, aceptan una mente que se ha embotado. Pero aquello que es verdadero no lo acepta; quiere un ser humano completo, total, un ser humano cuyo corazón sea pleno, rico, claro, capaz de sentir intensamente, capaz de ver la belleza de un árbol, la sonrisa de un niño, la angustia de una mujer que jamás ha tenido una comida completa.
Debemos tener este sentimiento extraordinario, esta sensibilidad hacia todo: hacia el animal, hacia el gato que se pasea encima del muro, hacia la escualidez, la suciedad, la inmundicia de los seres humanos que viven en la extrema pobreza, en la desesperación. Debemos ser sensibles, lo cual implica sentir intensamente, no en cierta dirección particular, no como una emoción que va y viene, sino ser sensibles con nuestros nervios, nuestros ojos, nuestro cuerpo, nuestros oídos, nuestra voz. Debemos ser completamente sensibles todo el tiempo. A menos que uno sea tan plenamente sensible, no hay inteligencia. La inteligencia adviene con la sensibilidad y la observación.

Jiddu Krishnamurti.

El fin de la guerra (IV) El ataque permanente

 

La base de la sociedad es la colaboración. La base del capitalismo es la competencia. En un contexto de colaboración, el aporte y el éxito de uno, es ganancia para todos. En un contexto de competencia el éxito de uno, es la pérdida de otro. Por ello, cuando menos tenemos que reconocer que no podemos fundar una sociedad pacifica con esta incoherencia. Pretender que la sociedad se desarrolle por medio de la competencia es asumir tácitamente la agudización de su fragmentación y por ende, el conflicto permanente.
Tenemos el imperativo de reformular con urgencia esta contradicción.

Tomemos a la guerra como una idea, como una metáfora. Qué es la guerra sino una competencia armada por un objetivo específico? Ya hemos dicho que el miedo da lugar al odio y el odio al ataque. El ataque como respuesta a otro ataque, no hace más que perpetuar la continuidad del odio y el miedo. Alimentamos la “idea guerra” con este círculo, sin poder detener la espiral ascendente de violencia.

Cómo se puede detener el ataque? Es evidente que por medios pacíficos, sin medias tintas. Nos hemos acostumbrado a competir, por cualquier cosa. Es una situación que instaura un estado de alerta constante, de desconfianza total (por ello tanta legislación y regulación), y de lucha latente contra “lo otro”. Quién puede estar en paz así? Quién no intentaría levantar una muralla, quién no desearía seguridad tras una espada que le protegiese? Es éste el mundo que soñamos?

Me niego a creer que la inteligencia humana quede atrapada en este laberinto tan insulso. La paz no solo es posible, sino que es un un hecho, y por tanto requiere condiciones que la posibiliten. Pero no podemos albergar contradicciones, ni transigencias. La paz no se logra por otros medios que los pacíficos. Como lo afirmó con total sabiduría Mahatma Gandhi “No hay camino hacia la paz, la paz es el camino”.

Éstas son solo letras impresas en una pantalla o una hoja, lo importante aquí es tu decisión en favor de la paz. Sin transigencias, sin dar lugar al miedo o al odio. Las respuestas provenientes de esos pozos emocionales nos llevan al desastre. Esto no es trivial, ni meramente un dicho, tiene que ser una declaración, una afirmación, un estilo de vida.
Las ideas se hacen fuertes al compartirlas. Haz de la paz tu camino, y verás que no estás sólo, verás como otros se sumarán, porque nadie busca realmente otra cosa.

El fin de la Guerra (III) La seguridad

 

Las armas son un instrumento nefasto… (Tao)

Las armas son instrumentos nefastos.
El hombre de Tao nunca se sirve de ellas.
El hombre de bien considera la izquierda como sitio
de honor,
pero permanece a la derecha cuando porta armas.
Las armas son instrumentos nefastos,
no adecuados para el hombre de bien.
Sólo las usa en caso de necesidad,
y lo hace comedidamente,
sin alegría en la victoria.
El que se alegra de vencer
es el que goza con la muerte de los hombres.
Y quien se complace en matar hombres
no puede prevalecer en el mundo.
Para los grandes acontecimientos
el sitio de honor es la izquierda,
y la derecha para los hechos luctuosos.
El segundo jefe se coloca a la izquierda,
y el primer jefe a la derecha, que es el lugar reservado
en los ritos fúnebres.
Quien haya matado
debe llorar con dolor y tristeza.
La victoria en la guerra
debe seguir el rito funerario.

Tao

Ashes and snow

“I think of my life’s work as a celebration of all of nature, an orchestra that plays not the sounds of one musician, the music of one species, but rather an expression of all of nature’s songs.”

Gregory Colbert

Colbert believes that there is a shared desire for all species to participate in one universal conversation. He sees nature as the greatest storyteller of all and himself as an apprentice to nature. His works are collaborations between humans and other animals that express the shared poetic sensibilities of all species.

Scientists can help us understand the nature world by giving us the “how.” Colbert believes it is the role of artists in all creative disciplines to try to inspire a transformational “why.” He offers a non-hierarchical vision of the natural world, one that celebrates the whole of nature’s orchestra.

Just at the moment we are burning down what remains of nature’s living library, Colbert is creating an intangible library of the wonder of the natural world that reminds us of what is being lost. He began his thirty-year project two decades ago and he continues to work with animals on every continent, making his works the most comprehensive interspecies collaboration ever created.

Roger Payne, famous for the discovery of whale song among Humpback whales, said of Colbert’s work, “Gregory’s images return us to the sanity of our undeniable, unavoidable, inextricable connection to nature. And they do it with beauty, grace, lightness-of-being, strength. His images, like whale songs, are the last wild voices calling to the consciousness of terminally civilized humanity, our last contact with nature before we submerge forever in our own manufacture and lose forever the final fragments of our wild selves.”

Texto extraído de: https://gregorycolbert.com/vision.php

Traducción (vía web):

Pienso en el trabajo de mi vida como una celebración de toda la naturaleza, una orquesta que no reproduce los sonidos de un músico, la música de una especie, sino más bien una expresión de todas las canciones de la naturaleza.

Gregory Colbert

Colbert cree que hay un deseo compartido para todas las especies de participar en una conversación universal. Él ve la naturaleza como el más grande narrador de todos y él mismo como aprendiz a la naturaleza. Sus obras son colaboraciones entre los seres humanos y otros animales que expresan las sensibilidades poéticas comunes de todas las especies.

Los científicos pueden ayudarnos a entender el mundo natural al darnos el “cómo”. Colbert cree que es el papel de los artistas en todas las disciplinas creativas para tratar de inspirar una transformación “por qué.” Él ofrece una visión no jerárquica del mundo natural, uno que celebra la totalidad de la orquesta de la naturaleza.

Justo en el momento que estamos quemando lo que queda de biblioteca viviente de la naturaleza, Colbert está creando una biblioteca intangible de la maravilla del mundo natural que nos recuerda lo que se está perdiendo. Inició su proyecto de treinta años hace dos décadas y continúa trabajando con los animales de todos los continentes, por lo que sus obras la interespecies más completos de colaboración jamás creada.

Roger Payne, famoso por el descubrimiento del canto de las ballenas entre ballenas jorobadas, dijo de la obra de Colbert, “imágenes de Gregorio nos regresan a la cordura de nuestra innegable, inevitable, conexión inextricable a la naturaleza. Y lo hacen con la belleza, la gracia, la ligereza-de-ser, la fuerza. Sus imágenes, como las canciones de ballenas, son las últimas voces salvajes que llaman a la conciencia de la humanidad civilizada terminal, nuestro último contacto con la naturaleza antes de sumergirse para siempre en nuestra propia fabricación y perder para siempre los fragmentos finales de nuestro ser salvajes “.

TAO – XVI

Tao XVI

Acabar con todo el miedo.

Para quienes ya conocen a este maestro del pensamiento y para quienes no, en este video, desarrollará las preguntas básicas y los dilemas más generales del humano, hasta llegar a una propuesta simple y practicable.

PD: Para los impacientes, pueden saltar al minuto 9 sin mayores problemas a la hora de entender la idea general.

¿Qué es lo que no necesita esfuerzo?

La danza de la vida

Satsang con Mooji