Comienza con una referencia a los arquetipos y la necesidad de experimentar su riqueza, habla del porqué de las adicciones y su búsqueda, que es la de todo ser humano, una dimensión extática, trascendente que nuestra cultura no ofrece. Sigue con un breve análisis arquitectónico, ya que la psique está manifestada en todo lugar. La proyección (sacar afuera y colocarlo en otro) de la “sombra”, aquello que alberga el inconsciente como pensamientos destructivos.

Un capítulo de lo más interesante.

Anuncios