además de lo que hacen durante el día

todas las personas saben algo

alguna cosa que conocen muy bien

no el sol, las nubes o la luna

un pequeño silencio que se guardan

y además de las palabras del día

hay dos o tres que se conocen

exactamente: episodios menores,

gestos y olores, unos pocos acentos

personales se guardan

con un profundo amor por uno mismo

 

Roberto Appratto, Cambio de Palabras.

Anuncios