Un episodio imperdible pero muy duro. La injerencia de EEUU en su patio trasero (América Latina) y todo el dolor causado por la CIA, frente a pueblos que buscaban dejar la pobreza y la marginalidad. Una herida sin igual, donde líderes sinceros, buscaron algo de independencia e igualdad para su pueblo, y fueron abatidos.
Un capítulo muy duro. Una etapa de la historia muy obscura, donde EEUU, financió crueldades atroces, sólo por intereses políticos. No se puede hablar de ideales, ni de que no sabían lo que hacían, cómo tampoco se puede obviar lo que ahora hacen en medio oriente. Cambian de nombre, pero hacen exactamente lo mismo.
Cuando veo esto, el reciente juicio por el plan Cóndor en Argentina, y tantas otras cosas que ya sabemos y hemos visto, entiendo porque hay tanto odio a EEUU. Sin embargo, la única forma de terminar esto, es la paz. La paz es el camino, afirmaba Gandhi.

Anuncios