La guerra fría, lo abarcó todo. Cada país con cierta importancia tuvo que ponerse de un lado o de otro. Sin embargo, China, encontró su sitio, pero a su manera. Como cualquier revolución (o guerra civil), implicó muchas pérdidas. Un país que podía inclinar la balanza, pero ya todos estaban muy agotados… Como todo en la guerra fría, las luchas de poder se dieron en países satélites, no entre las potencias.

Anuncios