La contienda por el control y el expansionismo de los dos imperios vencedores (URSS y EEUU), se da en varios escenarios simultáneos. Veíamos el llamado Plan Marshall en el capítulo anterior. Ahora concomitantemente podemos ver que pasaba en la Alemania derrotada.

Como toda recompensa de guerra, se divide entre los vencedores. Una URSS devastada y resentida por la destrucción sufrida durante la guerra, con sus 27.000.000 de muertos, veía en Alemania, el recuerdo de la tiranía y el dolor. Mientras que los aliados occidentales tras EEUU como insignia, necesitaban una Europa recuperada.

La pulseada comienza aquí, en Berlín, y ya anticipa su desenlace…

Anuncios