Edgar Morin reconoce siete principios generales, interdependientes,  del paradigma de la complejidad:

  • principio sistémico o organizacional: el conocimiento de las partes se relaciona con el conocimiento del todo.
  • principio hologramático: las partes conforman el todo pero el todo no es nada sin las partes
  • principio retroactivo: es el esquema que refleja a este paradigma pues supone que una causa actua sobre un efecto y este a su vez sobre la causa
  • principio recursivo que supera la noción de regulación al incluir el de auto-producción y auto-organización;
  • principio de autonomía y dependencia en el que expresa la autonomía de  los seres humanos pero, a la vez, su dependencia del medio;
  • principio dialógico que integra lo antagónico como complementario;
  • principio de la reintroducción del sujeto que introduce la incertidumbre en la elaboración del conocimiento al poner de relieve que todo conocimiento es una construcción de la mente.
Anuncios