Reflexiones bajo un pincel

“- ¿Has perdido todas las sonrisas? Tengo una en el puño…

Y me mostraba su puño cerrado.

-Si quieres te la regalo… Abro el puño y la coges al vuelo…

Y ella abría el puño y yo sonreía. Era automático…Pero yo enseguida dejaba de hacerlo y ella volvía a la carga

– Tengo otro puño y en él hay una sonrisa de oreja a oreja… ¿La quieres?

Y abría nuevamente el puño y yo sonreía de oreja a oreja… Jamás le falló el truco…Jamás le faltaban sonrisas en los puños…”

Albert Espinosa

“Brújulas que buscan sonrisas perdidas”

No hay nada mejor que comenzar este maravilloso día con un buen café acompañado por el sabor de una auténtica aventura literaria. Son dos detalles que cada día me recuerdan el verdadero tesoro que me acompaña cada mañana y que me convierten en la mujer más afortunada de este mundo.

Y es que…

Ver la entrada original 451 palabras más

Anuncios