M: “Cuando uno ve a Dios, ¿Lo ve con estos ojos?”

MAESTRO: “Dios no puede ser visto con estos ojos físicos. En el transcurso de las

disciplinas espirituales uno adquiere un ‘cuerpo de amor’, dotado de ‘ojos de amor’,

‘oídos de amor’, etc. Uno ve a Dios con estos ‘ojos de amor’. Uno escucha la voz de

Dios con estos ‘oídos de amor’. Aún más, uno obtiene un órgano sexual hecho de

amor.”

Al oír estas palabras M. estalló en risas. El Maestro, sin molestarse, continuó, “con

este ‘cuerpo de amor’ el alma comulga con Dios.»

Extraído de “El Evangelio según Sri Ramakrishna” Tomo 1.

Anuncios