Inscripción que puede leerse hoy en día en el Hall del edificio de Naciones Unidas en Nueva York:

“Los hijos de Adán asemejan a los miembros de un solo cuerpo. 
Todos ellos comparten la misma esencia en la creación. 
Cuando uno de los miembros siente dolor los otros miembros no encuentran descanso. 
¡Oh tú que no sientes el sufrimiento de la humanidad, 
no mereces que te llamen ser humano!

 
Pertenece al Gulestán, El jardín de rosas, 1258; de Saaidi de Shiraz (Musharrif al-Dīn ibn Muṣlih al-Dīn) 1213 -1291) 
Anuncios