Israel congela el traspaso de fondos a los palestinos como castigo por ir a la ONU

El Gobierno israelí quiere dejar claro que el abrumador reconocimiento de la comunidad internacional a los palestinos en la ONU no va a salirles gratis. A la aprobación el viernes de miles de viviendas en territorio ocupado, se le añade añora una sanción económica a los palestinos. Israel ha decidido confiscar cerca de 92 millones de euros, correspondientes a la cuota mensual que transfiere a los palestinos en concepto de impuestos recaudados y que el Gobierno de Ramala utiliza para pagar salarios de los funcionarios. información

Esta suma resulta crucial para el funcionamiento de la Autoridad Palestina. El Gobierno de Benjamín Netanyahu ha detallado que utilizará parte de ese dinero para pagar la deuda que la Autoridad Palestina tiene con la compañía eléctrica israelí.

Representa hasta el 50% del exiguo presupuesto del Gobierno palestino

El nuevo castigo no provocó, sin embargo, exaltadas reacciones por parte de los palestinos, que por un lado dicen que ya contaban con que habría represalias, pero sobre todo, porque andan embriagados ante su triunfo diplomático. El presidente palestino, Mahmud Abbas, ha llegado hoy a Ramala, donde la multitud le recibió con honores de héroe nacional. “Ahora somos un Estado”, le dijo Abbas a los miles de palestinos que acudieron a recibir al presidente junto a la Muqata, el palacio presidencial, según recoge la agencia palestina de noticias Maan. “El mundo está con nosotros y la historia está con nosotros. Dios está con nosotros y el futuro es nuestro”, le dijo a la multitud.

Mientras, al otro lado de la línea verde, en Israel, los ministros se reunían como cada domingo. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se dirigió a ellos con un tono desafiante, con el que ha advertido que Israel piensa hacer caso omiso a las advertencias que vengan de fuera, incluidas las procedentes de Washington. “La respuesta al ataque al sionismo y al Estado de Israel debe reforzar y enfatizar la implementación del plan de asentamientos en todas las zonas en las que decida el Gobierno”, dijo parafraseando al ex primer ministro israelí Isaac Rabin.

El viernes, tras conocerse los planes israelíes para acelerar la expansión de las colonias, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que consideró contraproducente la decisión. Además de incrementar en 3.000 el número de viviendas en territorio ocupado, los israelíes anunciaron que comenzarán a mapear en E-1, una zona a las afueras de Jerusalén que de construirse cortaría la continuidad territorial entre el norte y el sur de Cisjordania. Washington se opone frontalmente a cualquier tipo de desarrollo urbanístico israelí en esta zona.

 

Extraído de: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/12/02/actualidad/1354452612_413736.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s